200297_6486625446_6638_n

Catemaco y Nanciyaga. Magia y armonía con la naturaleza.

190679_6486680446_1072_nDesde la antigüedad, los humanos buscamos solucionar problemas con la ayuda de la fe en los elementos sagrados, aunque, en ocasiones, al no encontrarla tomamos alternativas como la magia.

Catemaco, ubicado en Veracruz, en el centro de la Sierra de los Tuxtlas, es un lugar lleno de naturaleza y magia. Un lugar rodeado de ríos, lleno de montañas y próximo al Golfo de México es el hogar en el que habitan los famosos chamanes de México.

Según su historia, son grupos de brujos y hechiceros que llevan décadas en Veracruz. Hacen desde una limpia (que fue lo que yo hice), hasta invocar espíritus, intentando remediar todos tus males usando hierbas y otros elementos de la tierra. A mí me tocó entrar con un brujo a un cuarto que era bastante oscuro y lo que hacía era hacer movimientos con los que me rozaba con una hoja para limpiarme de las malas vibras. Para finalizar la limpia, pasó un huevo crudo por mi cabeza, la frente, el pecho, los brazos y las piernas, terminando en la tronada del huevo poniéndolo en un vaso con agua. Según lo que busques o necesites, también puedes elegir entre amuletos de amor, buena suerte y lectura de cartas.195957_6486620446_6347_n

Si te gustan las experiencias diferentes, vale la pena conocer este mundo de la magia y acercarte a estas tradiciones auténticas mexicanas.

A cualquier persona que te encuentres en Catemaco le puedes preguntar a dónde ir para encontrar a los hechiceros y te van a saber guiar perfectamente. De verdad es una experiencia auténtica de este lugar, y vale la pena experimentarla.

A la vuelta de Catemaco puedes encontrar la reserva natural de Nanciyaga, donde todo lo que importa es la flora, fauna y la armonía de uno mismo con la naturaleza. Es un lugar donde definitivamente puedes apreciar la cultura prehispánica y el ecosistema.

Si tienes tiempo, agrega a la lista disfrutar de un temazcal.208385_6486615446_6046_n
Es una ceremonia que se lleva a cabo al interior de una especie de iglú elaborado de tierra y adobe (tradicionalmente), que representa el útero de la Madre Tierra y simboliza un renacimiento cósmico, definitivamente está en la lista de las mejores experiencias de mi vida.

Una cosa más que deben aprovechar es la cascada El Salto de Eyipantla, una verdadera obra de arte de la naturaleza.
La encuentras a 12 km de Catemaco y se dice que Tlaloc, El Señor de las Lluvias, vivía ahí al gobernar en los Tuxtlas.198897_6486685446_3127_n208611_5187756230_6638_n

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s